El Jamón Ibérico loncheado, perfecto para cualquier ocasión

Si eres un fan reconocido del Jamón Ibérico, pero no te consideras un experto en el arte del corte, no te preocupes, los blísters de Jamón Ibérico loncheado son la solución ideal para poder disfrutar de esta joya gastronómica en cualquier ocasión, da igual el lugar y la hora.
Siguiendo estos sencillos consejos podrás gozar del aroma, textura y sabor del Jamón Ibérico en su máximo esplendor.
  • Lo ideal es acudir a tu charcutero de confianza para que corte el Jamón Ibérico en finas lonchas envasadas al vacío para mejorar la conservación del producto. Así mantendremos las extraordinarias cualidades del Jamón Ibérico, ya sea de precinto negro, rojo, verde o blanco.
  • El Jamón Ibérico loncheado y envasado al vacío debe conservarse en el frigorífico a una temperatura de entre 5º C y 2ºC. En ningún caso, se recomienda congelarlo ya que puede perder propiedades.
  • Para disfrutar de todas las características organolépticas del producto, la temperatura ideal de consumo es de 20ºC a 24ºC. Si se ha conservado en la nevera se recomienda sacarlo con, al menos, dos horas de antelación y abrir el sobre 30 minutos antes de servirlo.
  • Si no puedes esperar a saborearlo y lo has guardado en la nevera, lo mejor es sumergir el sobre unos instantes en agua templada, secar el sobre, abrirlo y dejarlo respirar unos minutos.
Sabremos si está a la temperatura correcta de consumo, si la grasa infiltrada del Jamón Ibérico tiene un tono transparente.
¡No hay excusas para continuar saboreando este manjar en cualquier ocasión!

Leave A Comment