Un 'ibérico' como tú no puede desconocer la norma de calidad que obliga a todos los Jamones Ibéricos a llevar uno de los 4 precintos identificativos. Toma nota: ¡El negro para el Jamón de Bellota 100% Ibérico, el rojo para el Jamón de Bellota Ibérico, el verde para el Jamón de Cebo de Campo Ibérico y el blanco para el Jamón de Cebo Ibérico!.

El negro es el color del JAMÓN DE BELLOTA 100% IBÉRICO. Un precinto que certifica que la madre y el padre del cerdo son 100% de raza ibérica inscritos en el libro genealógico y que el animal en su etapa de engorde se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

De color rojo, como la pasión que sientes por su sabor. Así es el precinto del JAMÓN DE BELLOTA IBÉRICO, de ejemplares de 75% y 50% raza ibérica alimentados en su etapa de engorde con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.

De color verde, como el campo donde se crían. Así es el precinto que identifica al JAMÓN DE CEBO DE CAMPO IBÉRICO, de ejemplares de 100%, 75% y 50% raza ibérica alimentados a base de pastos naturales y pienso en el campo.

De color blanco, como las vetas que recorren la carne del Jamón Ibérico. Así es el precinto que identifica al JAMÓN DE CEBO IBÉRICO, de ejemplares de 100%, 75% o 50% raza ibérica alimentados a base de piensos, cereales y leguminosas en granjas.

 

CLASIFICACIÓN POR ALIMENTACIÓN

¿Sabías que existen dos grandes criterios para clasificar los jamones ibéricos? El tipo de alimentación que recibe el animal a lo largo de su vida es uno de ellos. Por eso, en función de la comida, podemos encontrar 3 tipos de ibérico: el Jamón Ibérico de Bellota, el Jamón Ibérico de Cebo de Campo y el Jamón Ibérico de Cebo.

 

CLASIFICACIÓN POR RAZA

Además de la alimentación, el otro gran criterio de clasificación de los Jamones Ibéricos es la raza. Dependiendo del cruce que se haya producido, el animal resultante puede ser 50%, 75% o 100% ibérico.